martes, 29 de abril de 2014

¿Como se pesa el oro?

Dictamente, en sociedades globalizadas y ultrapotencias consumistas, la moneda de milenios ha sido el oro, un mineral brillante como el sol, pero si desmembramos esto. ¿Que demonios tiene que ver con el cine?  pues digamos en pocas palabras que cada película es una roca diferente, desde gravito, carbón, oro... uno que otro diamante. Basándome en este ebria idea me he inventado este sistema de clasificación de películas.

Procediendo a comenzar, diré que la clasificación tiene dos méritos, impacto de la película y técnica de la película. Hay finales impactantes y deslumbrantes que hacen que una película valga oro, pero hay extenuante trabajo y técnica que también lo valen. 

Filmes de oro.



Películas vislumbrantes, se les podría llegar a denominar la perfección cinematográfica.



Filmes de plata.
Consistentes obras de arte, y filmes de culto. Pueden no llegar a se la total perfección, pero sus errores las hacen mejores.




Filmes de bronce.
Interesantes, y buenos para interés cinefilo. Clásicos de culto, que estén aquí no significa una mala reputación.


Espero que les haya sido de ayuda!